Los principales motivos que impulsan a las empresas a digitalizarse son la necesidad de reducir costes seguida de la búsqueda de una mejora del servicio y un aumento de la calidad.

Así lo destaca la II Edición del estudio Smart Industry 4.0, elaborado por el Observatorio de la Industria 4.0 y Everis en colaboración con el Club de Excelencia en Gestión y Advanced Factories.

El Estudio, centrado en empresas industriales con un número de empleados medio superior a los 2.100 trabajadores y una facturación total que ascendió a 38.500 millones de euros en el último año, revela que el 80% de las empresas encuestadas ya tiene planes de transformación digital.

Gestión  y análisis de los datos

En comparación con el I Estudio Smart Industry 4.0 de 2018, se observa cómo las empresas mantienen su esfuerzo por los conocimientos en análisis y manejo de datos al tiempo que cobra protagonismo el desarrollo en software y ciberseguridad. Por contra, disminuye el impulso en conocimientos de organización y gestión así como en técnicas y procesos de fabricación.

A diferencia del año anterior, la presencia de tecnología 4.0 se da, en mayor o menor medida, en todos los procesos de la cadena de suministro. Los principales motivos que impulsan a las empresas a digitalizarse son la necesidad de reducir costes seguida de la búsqueda de una mejora del servicio y un aumento de la calidad.

El Estudio destaca que el sector industrial ha tomado conciencia de la transformación digital como vía para lograr ventajas competitivas que mejoren y consoliden su cuota de mercado.

Principales barreras para la digitalización

También confirma que persisten las principales barreras ante la digitalización detectadas en el I Estudio: la resistencia al cambio y la falta de formación en nuevas tecnologías.

En concreto, las barreras más importantes a la digitalización industrial son la resistencia al cambio y la falta de formación, lo cual es congruente con la falta de planes de formación.

La preocupación sobre los problemas que puedan traer las nuevas tecnologías es la que se ha valorado como menos relevante, lo que nos da a entender la confianza de las empresas en los nuevos paradigmas tecnológicos. Las empresas comienzan a ver los beneficios que la Industria 4.0 puede aportar en sus procesos.

La resistencia al cambio y a la innovación y la falta de formación de los trabajadores continúan siendo el mayor freno dentro de las empresas para la transformación digital.

 

Published On: marzo 30th, 2020 / Categories: Digitalización / Tags: , , , /

Subscribe To Receive The Latest News

Curabitur ac leo nunc. Vestibulum et mauris vel ante finibus maximus.

    Add notice about your Privacy Policy here.