Fomentar la digitalización es una prioridad para las empresas españolas. De cara a la próxima legislatura, una vez se celebren las elecciones generales del próximo 10 de noviembre, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, CEOE, ha elaborado un documento en el que fija un decálogo de prioridades empresariales.

Éstas son algunas de las medidas incorporadas en el decálogo:

Innovación & Digitalización
Reforzar la innovación y la digitalización. La I+D+i debe acercarse a las necesidades reales de las empresas para poder materializarse en innovaciones de productos y procesos que les permitan superar los nuevos retos que se avecinan.

Es indispensable un esfuerzo mayor de todos, tanto del sector público como del privado, para lograr que el gasto en esta partida en términos de PIB alcance el 3% lo antes posible, según marca la Estrategia de Lisboa.

Además, la digitalización ya está introduciendo profundos cambios en los procesos productivos y en el empleo. Es imprescindible que se incorpore en la agenda política, económica y social del Gobierno.

La formación como vía para crecer más y mejor

La formación permite incrementar el capital humano y la productividad de la economía, lo que hace que sea un factor clave de competitividad empresarial y, por tanto, del crecimiento y la generación de empleo a futuro. Una educación de calidad debe alinearse con las necesidades reales de las empresas.

Fomento del espíritu empresarial

El dinamismo económico está muy ligado a la creación de nuevas empresas y al desarrollo de las ya existentes. Por ello, el entorno debe ser especialmente favorable para las empresas de reciente creación y/o de reducido tamaño.

Para ello, es necesaria la eliminación de las barreras al aumento del tamaño de nuestras pymes y el fomento de la cultura y la vocación empresarial, especialmente desde el ámbito educativo.

Libertad de empresa y unidad de mercado

La libertad de empresa debe ser no solo protegida impidiendo acciones que la restrinjan, sino también impulsada mediante actuaciones desarrolladas por los poderes públicos.

En este sentido, es necesario avanzar en la eficiencia para alcanzar los objetivos públicos sin imponer cargas innecesarias o desproporcionadas a las empresas, y coordinar las políticas territoriales (estatales, autonómicas y locales), que en ocasiones dificultan el ejercicio del derecho de la libertad de empresa.

Por último, la unidad de mercado es clave para conseguir un libre e igual acceso y ejercicio de la actividad económica.

Published On: noviembre 6th, 2019 / Categories: Digitalización / Tags: , , , , /

Subscribe To Receive The Latest News

Curabitur ac leo nunc. Vestibulum et mauris vel ante finibus maximus.

    Add notice about your Privacy Policy here.