El Círculo de Empresarios, en colaboración con The Conference Board, presentó ayer, 24 de junio, los resultados de una encuesta realizada a altos directivos de todo el mundo.

El Informe C-Suite Challenge 2019 ofrece una panorámica muy completa sobre la empresa del futuro de cara a 2025 (competitividad, transformación digital, innovación, retribución salarial…).

Principales conclusiones
Lo que se extrae de las respuestas de los CEOs y altos ejecutivos es que la empresa del futuro estará totalmente comprometida con la sostenibilidad como factor de crecimiento y centrada en el cliente, lo que requerirá reorientar la forma en la que trabajamos y equilibrar los objetivos de corto plazo con la visión a largo plazo.

En este sentido el informe señala que “el peligro en una economía en desaceleración es caer en la tentación de reducir el esfuerzo y los recursos invertidos en la digitalización para impulsar la rentabilidad a corto plazo en detrimento de la competitividad futura”.

Tanto los altos ejecutivos globales como los radicados en España consideran que alcanzar este equilibrio es un elemento fundamental para el futuro éxito de sus empresas.

El presidente del Círculo, John de Zulueta, clausuró la jornada incidiendo en las reformas estructurales que España necesita para hacer frente a los retos futuros.

Lo que se extrae de las respuestas de los CEOs y altos ejecutivos es que la empresa del futuro estará totalmente comprometida con la sostenibilidad como factor de crecimiento y centrada en el cliente, lo que requerirá reorientar la forma en la que trabajamos y equilibrar los objetivos de corto plazo con la visión a largo plazo.

En este sentido, el informe señala que “el peligro en una economía en desaceleración es caer en la tentación de reducir el esfuerzo y los recursos invertidos en la digitalización para impulsar la rentabilidad a corto plazo en detrimento de la competitividad futura”.

Tanto los altos ejecutivos globales como los radicados en España consideran que alcanzar este equilibrio es un elemento fundamental para el futuro éxito de sus empresas.

Respecto a los aspectos del entorno empresarial que necesitarán cambiar en España y en Europa de cara a 2025 para mantener la competitividad y la relevancia de las empresas se destaca:

  1. En primer lugar “mejorar la calidad de las instituciones y reducir la corrupción”
  2. En segundo lugar “mejorar la educación y la formación”.

Respecto a la nueva Comisión y Parlamentos Europeos, las tres prioridades que se deberían afrontar son: 1. perfeccionar el Mercado Único, 2. reducir la burocracia y 3. facilitar la transformación digital.

La brecha salarial de género, la conciliación, la retribución de los equipos y los obstáculos a la innovación son también temas que se abordan en el Informe.

 

Subscribe To Receive The Latest News

Curabitur ac leo nunc. Vestibulum et mauris vel ante finibus maximus.

    Add notice about your Privacy Policy here.