El Círculo de Empresarios acaba de publicar el informe C-Suite Challenge 2019: cómo se prepara la alta dirección para el futuro.

Las empresas están en constante evolución: crecen; crean divisiones; invierten y desinvierten; innovan en productos, procesos y servicios; adoptan nuevas tecnologías y se adaptan a los diferentes clientes y trabajadores. Así ha sido durante siglos. Pero hoy, las empresas tienen que lidiar con cambios de los paradigmas fundamentales.

Nuevas tecnologías disruptivas

Las nuevas tecnologías disruptivas están transformando las empresas y sus estructuras, modificando profundamente la forma en la que trabajamos y en la que las empresas crean valor, lo que requiere rediseñar los modelos de negocio y los procesos.

Estas transformaciones coinciden con un periodo de desaceleración económica a nivel global. El Global Economic Outlook 2019 del Conference Board, tras un crecimiento mundial del 3,2% en 2018, prevé su ralentización hasta situarse en torno al 2,9% a finales de la próxima década.

En este contexto, en la edición de la encuesta C-Suite Challenge™ 2019, 1.426 CEOs y ejecutivos de alta dirección ofrecen su visión de cómo afrontar los retos actuales de aquí a 2025.

Principales conclusiones

Éstas son algunas de las principales conclusiones extraídas en el Informe:

  • La alta dirección confía en que su cultura empresarial actual es adecuada para lograr mejores resultados en 2025, si bien podría estar subestimando la complejidad que para muchas empresas supondrá la adaptación a la transformación digital, dada su estructura organizativa.

Esta percepción coincide con la de los ejecutivos en España.

  • En un entorno de desaceleración económica global, el rendimiento de la inversión (ROI) en el proceso de transformación digital es esencial.

Para incrementar sus beneficios, las empresas tienen que avanzar rápidamente desde la fase inicial de experimentación con plataformas digitales a la de destrucción creativa, para adaptar sus productos y servicios. •

  • Equilibrar la visión a largo plazo con el desarrollo a corto plazo. El peligro en una economía en desaceleración es reducir el esfuerzo y los recursos invertidos en la digitalización para impulsar la rentabilidad a corto plazo en detrimento de la competitividad futura.

Tanto los altos ejecutivos globales como de España consideran que alcanzar este equilibrio es fundamental para el futuro éxito de sus empresas.

Los clientes valoran más la experiencia de utilizar un producto que el producto en sí mismo y, por lo tanto, los altos directivos consideran esencial mejorar “la experiencia” para el futuro éxito empresarial.

La “Servitización” (ofrecer, como valor añadido, servicios suplementarios asociados al producto) es la tendencia actual en detrimento de poner el “foco en el producto”.

Aproximadamente dos tercios de los encuestados en España consideran que la “servitización” es esencial para mejorar los resultados en 2025 y perciben la ética digital como una ventaja competitiva.

  • Para la alta dirección, uno de los principales obstáculos para la innovación es la escasez de talento, problema que consideran que empeorará de cara a 2025, a medida que el empleo se transforme y se demanden nuevas capacidades laborales.

En España, actualmente los altos directivos no señalan la escasez de talento cualificado entre sus principales preocupaciones, si bien perciben que sí puede ser un desafío en 2025.

Formación en competencias digitales

La preparación de la próxima generación de líderes es fundamental para obtener mejores resultados en el futuro. Pero ¿se otorga suficiente importancia al desarrollo de sus capacidades digitales?

Las inversiones que se realizarán para preparar a los líderes del futuro mejorarán la calidad de su formación y ofrecerán más oportunidades de rotación interfuncional, aspectos valorados positivamente por los Millennials.

Sin embargo, faltaría un elemento esencial: exponerlos a experiencias digitales. Los ejecutivos españoles son más conscientes de esta realidad, concediéndole mayor relevancia que los altos directivos globales.

Precisamente, la necesidad de desarrollar y potenciar las capacidades digitales de los profesionales y directivos es uno de los objetivos estratégicos de e-Cap, la primera escuela de consultoría aplicada de España. Pincha aquí para conocer todos nuestros cursos.

 

Subscribe To Receive The Latest News

Curabitur ac leo nunc. Vestibulum et mauris vel ante finibus maximus.

    Add notice about your Privacy Policy here.