Un informe elaborado por Adecco Group Institute asegura que la clave para que la tecnología no se convierta en una amenaza para la creación de empleo reside en potenciar las soft skills (habilidades blandas).

Se trata de capacidades verdaderamente humanas como el liderazgo, la empatía o la creatividad.

Claves del informe
Según el estudio, 375 millones de personas, un 14% de la fuerza laboral mundial, necesitará transformar sus capacidades para el año 2030. En esta coyuntura, asegura el informe, el reciclaje profesional, la formación continua y la reimaginación son claves para que la automatización no derive en una destrucción de puestos de trabajo.

Las nuevas tecnologías también convierten los espacios de trabajo en lugares más seguros. El uso de la automatización y los robots ayuda a reducir la presión sobre los empleados y a disminuir las probabilidades de que ocurra un accidente laboral.

En los próximos 10 años, laborales con poco valor añadido como el intercambio de información y el análisis de datos podrían verse reducidas hasta en un 20%, lo que equivaldría a 8 horas semanales, es decir, una jornada laboral completa.

Finalmente, pese a que la inteligencia artificial va ganando terreno, las capacidades verdaderamente humanas seguirán siendo muy relevantes. Soft skills como el liderazgo, la empatía y la creatividad serán habilidades imprescindibles en la economía y en el mercado laboral del futuro.

Published On: febrero 20th, 2020 / Categories: Industria 4.0 / Tags: , , /

Subscribe To Receive The Latest News

Curabitur ac leo nunc. Vestibulum et mauris vel ante finibus maximus.

    Add notice about your Privacy Policy here.